Como vender con los secretos de la magia ganándole a los charlatanes

Como he dicho muchas veces, una de las tantas “enfermedades” del español medio es la desconfianza crónica, que siempre se acompaña con la percepción – errónea – de ser más listo que los demás.

El español medio tiene una actitud que podríamos definir con la frase: “A mí no me venden la moto“ que indica el sentimiento de sentirse capaz de entender las cosas para no ser engañado.

El problema es que por desgracia el español medio vive en condiciones de insatisfacción constante a varios niveles, precisamente porque al contrario de lo que piensa se deja engañar de continuo y toma siempre las decisiones equivocadas.

Vale por las pequeñas y las grandes cosas, sin distinción.

¿No “llegas a la tercera semana del mes”? ¿Trabajas en un call center? ¿No encuentras trabajo? La respuesta es simple: TE HAS DEJADO ENGAÑAR.

¿Por qué te has dejado engañar? Por un “mantra” repetido sin parar que suena así:

  1. Ve a la escuela y saca buenas notas.
  2. Encuentra un trabajo seguro y no causes problemas.
  3. Ahorra para cuando te retires.

La receta de la vida en tres pasos sencillos. Toda la complejidad de la vida resumida en 3 simples puntos.

A una de las preguntas más importantes que las personas puedan hacerse desde pequeños que es:

¿Cómo hago para ser feliz?

Reciben una respuesta decepcionante y unívoca en tres simples puntos.

Ahora, ¿es posible que la respuesta a una pregunta tan personal, tan profunda, tan llena de variables, tan influenciada por el carácter, por las preferencias, por las actitudes, por los talentos, por las cualidades de una sola persona sea reasumida en un mantra de este tipo?

Evidentemente, la respuesta para cualquier persona que tenga un poco de sentido común es “¡No!”.

Solo que la mentira, repetida hasta el infinito se convierte en verdad.

Tan verdadera que cuando alguien intenta aplicarla y no lo consigue, en vez de decir:

“Me han engañado porque he creído en algo equivocado. De hecho no sería posible tener puestos de trabajo para todos si todos siguieran esta lógica y nadie soñara con hacer empresa, con ser un héroe, con construir, con atreverse, con hacer lo que los demás no intentan”.

Se empieza inmediatamente a buscar el “culpable” fuera de sí mismo y normalmente se identifica:

  • En la “casta”
  • En la troika
  • En los Hallemannes Malos
  • En la crisis
  • En los empresarios que eluden los impuestos (???)
  • etc.

El líder nazi Joseph Goebbels entre otras cosas por la cual no hay que estar orgulloso, se hizo famoso en la posteridad por una frase que contiene una profunda verdad:

Repite una mentira cien, mil, un millón de veces y se convertirá en una verdad.

Esto es exactamente lo que pasa con todas las informaciones sobre la venta, sobre hacer empresa, y también sobre el dinero o sobre la vida en general que la gente toma por buenas, trasmitidas por su grupo de iguales, en el sentido de la familia, los amigos y conocidos.

PFamilia, amigos y conocidos que tienen las mismas problemáticas no resueltas y que siguen repitiendo como un loro las mismas informaciones que les han llevado al fracaso.

  • Gente que nunca ha tenido éxito como vendedor y que habla de ventas
  • Gente que no ha creado y gestionado empresas de éxito que dispensa consejos sobre la cuestión empresarial
  • Expertos de marketing que no hacen marketing por sí mismos
  • Gente pobre que explica a otros cómo enriquecerse y como gestionar su dinero
  • etc.

Los peores y los más insidiosos son los que yo llamo parafraseando a “Un cuento de Navidad” de Charles Dickens, “los fantasmas del éxito pasado”.

Los fantasmas del éxito pasado son los empresarios o vendedores que han tenido alguna forma de éxito en los años pre-crisis, cuando bastaba con dar una patada a una piedra y salía petróleo.

Pero ahora están estancados o en fuerte crisis, desde hace años no consiguen aumentar sus resultados porque juegan con reglas antiguas a un juego nuevo y que a pesar de esto dispensan consejos (totalmente equivocados considerando que no están funcionando ni para ellos) a quien intenta orientarse en el mundo de la venta y del negocio en tiempos modernos.

Ahora, si no empiezas a “deshacerte” de estas personas en el sentido de dejar de escuchar los consejos que intentan darte sobre venta, marketing, y empresa, tu carrera y tus sueños de aumentar tus ventas y tus ganancias están destinados a acabar antes de empezar.

Es necesario que hagas una lista exhaustiva de quiénes son estas personas y las dejes a lado lo más rápidamente posible.

Antes de estudiar venta, marketing, empresa etc. DEBES soltar la mala influencia de estas personas y aprender a tomar las informaciones que te sirven solo de quien ha alcanzado el tipo de resultados que deseas, en igualdad de condiciones (no, tu abuelo que ha hizo fortuna en 1970).

Rellena esta ficha como primera cosa:

Personas que no hay que escuchar

1.

2.

3.

4.

5.

Fantasmas del éxito pasado

1.

2.

3.

4.

5.

Ahora que tienes una lista clara de las personas que no debes escuchar cuando se habla de obtener los resultados que deseas, aun que sea para no dejarte desmotivar en obtener esos resultados mientras estas trabajando duro para obtenerlos, ya que no se materializan de la noche a la mañana, estás preparado para empezar a dar los primeros pasos.

Hablábamos precisamente de la frase de Goebbels:

Repite una mentira cien, mil, un millón de veces y se convertirá en una verdad.

Ahora el problema es que nosotros no debemos dejar pasar una mentira por verdad. No es este el objetivo de vender, de hacho es el contrario.

Uno de los padres de referencia del movimiento Método Merenda, David Ogilvy repetía siempre a propósito del marketing, su fórmula mágica:

Verdad, bien dicha.

El problema que tenemos, específicamente con los españoles, es que debemos utilizar la estrategia de la repetición también para hacer pasar una verdad.

¿Por qué la gente se deja engañar? Porque la gente española con su desconfianza está en realidad confesando un problema de autoestima:

“Tengo a distancia a cualquiera que diga o me proponga cosas a la cual no estoy acostumbrado o que no hacen todos, porque no creo ser capaz de juzgar correctamente por mí mismo”.

Por lo tanto, ¿admitiendo a sí mismo la propia incapacidad de decidir, como toman las decisiones las personas, por lo menos la mayoría absoluta de ellos?

evidentemente, siguiendo a la masa y sus informaciones o decisiones hipersimplificadas, que conducen casi exclusivamente a la ruina.

Y, ¿porque siguen estas informaciones a pesar de que sean tan desastrosas? Por dos motivos fundamentales:

El primero que te decía es resumido en la tercera regla del texto de Cialdini .

Dicho con palabras más sencillas, si una determinada cosa “la saben todos” o “la hacen todos”, las personas para evitar tener que informarse, discernir si lo que están haciendo tenga sentido o menos, si la fuente informativa sea correcta o no, etc.. se simplifican la vida siguiendo simplemente la masa.

Una visión más correcta de la vida o al menos, igualmente digna podría ser:

  1. Sueña en grande.
  2. Encuentra el modo de alcanzar lo que de verdad sueñas.
  3. No te conformes, no te des por vencido nunca.

No está mal, ¿verdad?

Si esa fuera la mentalidad “dominante” para las personas buscar, por ejemplo, un puesto fijo de dependiente no sería una cosa “normal”, sino al contrario, lo sería la búsqueda de la propia autorealización. Que por cierto no está relacionada necesariamente al vender o al hacer empresa, me parece también excesivo tener que especificarlo.

El problema es que ha ganado lamentablemente el partido “equivocado” y a fuerza de oír repetir desde pequeños el mantra hipnótico:

  1. Ve a la escuela y saca buenas notas.
  2. Encuentra un trabajo seguro y no causes problemas.
  3. Ahorra para cuando te retires.

La masa de personas termina por creer inflexiblemente que sea la forma “normal” de vivir y comportarse, cuando evidentemente no lo es dado que la autorealización está entre las necesidades más importante de todas.

Solo que lo dicen todos y está bien así.

Porque el verdadero secreto es que la autorealización se encuentra en la cumbre de la “Pirámide de Maslow” y de muchos corpus teóricos similares, pero es cierto que las personas antes de realizarse necesitan sentirse “normales”, para ser “aceptados”.

Para la casi totalidad de las personas es un sufrimiento demasiado grande realizarse, si eso significa que te miren raro o con compasión o incluso un motivo de enfrentamiento con sus seres queridos, con los amigos y con el propio grupo en general.

¿Cuánta gente se arrastra a la universidad no porque quiera o crea que sea importante, sino por “vivir tranquilo” y hacer contentos a “mamá y papá”? Probablemente tantos cuantos lo hacen para seguir siendo mantenidos a casa sin ir a trabajar, por lo tanto hablamos de un número muy grande.

Traducimos esto en términos prácticos que puedas utilizar desde ya.

LAS PERSONAS NO QUIEREN SENTIRSE “EL ÚNICO IMBÉCIL QUE…”

Para las personas que tienen que comprar algo, el terror más grande que deberán superar es el de sentirse los únicos tontos por haberse dejado engañar.

Es algo que realmente les aterroriza, les bloquea y les hace sentir mal.

Y es algo que los grandes charlatanes del pasado y del presente conocen perfectamente. Preciso que la palabra “charlatán” tiene – justamente – una connotación negativa por las implicaciones morales de lo que la persona vende.

El charlatán se diferencia del vendedor porque vende deliberadamente y conscientemente cosas que no funcionan, como precisamente los famosos ungüentos de serpiente del viejo West para curar todos los males.

Pero las “técnicas de venta” de los charlatanes deben ser analizadas de forma agnóstica, es decir, separando el “cómo” aquellas personas venden de los productos engañosos que venden a los clientes.

Dicho de la manera más sencilla posible: el hecho de que un charlatán engañe a las personas con un producto que no funciona, no significa que no sepa vender o no haya nada que se pueda aprender – o por lo menos que se pueda entender – en lo que hace.

¿Como hacían los charlatanes para vender los ungüentos para hacer crecer el pelo y las pociones que curaban cualquier tipo de enfermedad y malestar evitando el fenómeno “No quiero sentirme el único imbécil que..?”

Con el uso de “figurantes/cómplices” pagados ad hoc. Simple.

En la práctica el charlatán era un hábil animador del escenario, que a menudo se reducía a la parte trasera de su caravana, y engañaba a la multitud con promesas milagrosas sobre los resultados de sus productos.

A mitad de su presentación, o con intervalos regulares, el cómplice mostraba su pelo precioso y decía:

“Antes de comprar el ungüento milagroso del Dr. Shultz era completamente calvo y ahora mira que pelo tengo”

Hay que decir que el charlatán hacía sabio uso de muchas otras palancas de la persuasión para convencer a los presentes de su autoridad.

Por ejemplo, el uso fraudulento del prefijo “doctor” cuando era claro que el charlatán evidentemente no era médico pero el “fingir” resultaba útil para vender “tratamientos” siendo otro símbolo de autoridad, catalogado también como palanca de la persuasión de Cialdini.

Recordamos entre los muchos al Dr. Clark Stanley y al Dr. Matthew Freeman, que médicos, por supuesto, no lo eran sino que se convirtieron en ricos charlatanes vendiendo “aceite de serpiente” como tratamiento para cada dolor y “el tónico milagroso” como antigua Viagra.

Como he dicho, no eran médicos y lo que vendían no funcionaba absolutamente, pero se convirtieron en ricos charlatanes gracias a sus habilidades de venta (fraudulentas en este caso pero este no es el punto).

Cualquier símbolo de autoridad en general es muy importante para el charlatán, porque, sin tener ninguna prueba tangible de lo dicho, deberá recurrir a las palancas psicológicas de la persuasión y las técnicas de venta.

Cortina de humo + humo + humo + humo. Esta es su fórmula mágica.

Independientemente del tema estafa, al charlatán debe reconocerse una capacidad de venta y utilización de las palancas de la persuasión muy superior a la del vendedor medio.

Cualquier vendedor medianamente serio, un producto que vender con características medibles lo tiene.

El charlatán solo tiene la fuerza de sus palabras y de su coreografía de escena. Sin tener por lo tanto un producto verdadero sobre el cual basarse, el charlatán debe obligatoriamente afinar sus cualidades de venta al nivel más alto posible.

Si los clientes piden a un agente de comercio que no está mintiendo, pruebas de lo que dice, de alguna forma puede dar una demostración tangible de lo que dice.

El charlatán solo tiene su truco hecho de palabras y trucos de escena. Si les miran, el truco se acaba y corre el riesgo de ser linchado.

Por lo tanto, aun sabiendo que el charlatán miente y por tanto se desprecia moralmente, en forma agnóstica su calidad como vendedor debe ser reconocida y estudiada si no se consigue estimarla.

Otro símbolo de autoridad muy importante del charlatán era a menudo un coche que aparecía de la forma más sontuosa posible, para demostrar el propio estatuto de rico médico y reforzar así el concepto de “no sois los primeros que me creen y compran mis remedios milagrosos” y tener consigo los “guardaespaldas” que refuerzan el aura de “persona importante”.

Los guardaespaldas de los charlatanes del West eran generalmente negros afroamericanos o amerindios nativos americanos (llamados impropiamente indios de América).

Los guardaespaldas servían al charlatán con un triple objetivo:

  1. El primero era el de imagen, es decir, dar la percepción de ser alguien importante
  2. El segundo servía para dar credibilidad a la historia. La poción milagrosa porque descendía de una receta secreta, dependiendo del caso, de los chamanes amerindios o los hechiceros africanos.
  3. El tercer estaba relacionado con la verdadera protección del charlatán. No era raro que encontrara gente ya engañada en otros pueblos y que los desenmascaraban e intentaban pegarle. Por lo tanto necesitaba gente grande y fuerte que les cubriera la fuga.

Si quisiéramos transportar esto a nuestros días, podemos recordar los problemas judiciales en los cuales, en Italia Wanna Marchi con sus teletiendas de sal disuelta en agua que debía “quitar el mal de ojo”, acompañada por el “Maestro” Do Nascimento.

La sal que se disuelve para quitar el mal de ojo no es otra cosa que la moderna versión del snake oil, el aceite de serpiente vendido por el Dr. Clark Stanley en el viejo West.

La figura del “Mago” Do Nascimento, maestro de vida y otras cosas, no servía para vender más directamente, que la labia a Wanna no le faltaba. Pero contribuía a dar a todo aquel toque de “historia”, de poción mágica de los antiguos chamanes brasileños que tanto ayudaba a hacer “creíble” toda la historia.

Ahora, sobre Wanna Marchi, hay muy poco que reír o por jugar, porque si es cierto que tú, que lees, probablemente no eres en target y nunca te hubieran vendido la moto, muchos de tus familiares, tu mamá, tu tía, tu abuela probablemente habrían comprado a la querida Wanna durante los años sales milagrosas, cremas anti- y todo lo que había por comprar.

Ahora volvemos al método utilizado por el charlatán para convencer a las personas presentes a abrir el bolsillo y soltar la pasta para comprar su ungüento mágico.

Como hemos dicho, además de presentarse como un benefactor que era “rico”, pero estaba dispuesto a compartir parte de sus últimas existencias de producto para el bien de la humanidad antes de agotarlas para siempre, el charlatán tiene el problema de “hacer que se mueva el primer cliente”.

Hecho el primer cliente, en presencia de una multitud, los demás llegan mucho más fácilmente.

¿Cuál era la técnica utilizada entonces para el target específico?

CÓMO SE EMPUJA A LAS PERSONAS A COMPRAR CON ESCASEZ Y CONTRAPRUEBA SOCIAL

Una vez más, los “figurantes” tenían un papel fundamental para convencer a las personas a abrir el bolsillo.

  1. Terminado su argumento,
  2. Mostrados los “testimonios” de gente curada,
  3. Afirmando que eran las últimas existencias disponibles porque la receta secreta se perdió en un incendio y se trata de “ahora o nunca”.

El charlatán hacía entrar a otros cómplices, que tenían el papel de fingirse clientes entusiastas que se tiraban como langostas enloquecidas a comprar el producto, aumentando considerablemente tanto el sentido de “escasez” como de “prueba social”.

Con esa palanca final, si todo era orquestado correctamente, el charlatán hacía excelentes negocios antes de desplazarse a otra ciudad.

¿Como se utiliza esta técnica aún hoy en el mundo del comercio?

Piensa en las teletiendas del estilo de Wanna Marchi que todavía circulan sobre las diversas TV locales. Hablamos de cualquier cosa, hechiceros, vendedores de números de lotería, vendedores de joyas…

Si te esfuerzas en seguir alguna con fines didácticos, observarás que los más “buenos”,  además de tener una charlatanería muy fuerte precisamente como Wanna Marchi, siguen de forma bastante precisa el esquema que te he presentado en este artículo.

También en el mundo de la formación existe este fenómeno. Si eres un apasionado de la formación te habrá ocurrido acabar en una reunión con  algún “superguru americano” en la cual después de una larga teletienda (¡que puede durar incluso dos-tres días!), al momento de dar el “comienzo a las ventas”  con el cronómetro que fluye proyectado sobre una pantalla gigante, hay personas que surgen y se amontonan para comprar el super “curso avanzado” presentado por el gurú.

Los primeros en saltar son los que figuran, staff del gurú entrenados para crear la “frenzy”, es decir el frenesí de compra, que surgen como Mennea en la Ciudad de México a menudo gritando como locos para dar aún más “Pathos” en el momento de la compra.

El gurú sabe bien que viendo los primeros acudir, la masa se moverá y sus ventas para ese día irán bien.

MAGIA BLANCA CONTRA MAGIA NEGRA EN LAS VENTAS

PERO, ¿ES POSIBLE VENDER SIN ENGAÑAR?

La respuesta es obviamente sí. En realidad, en el mundo el 99,9999% de los vendedores son personas honradas. Todos los días nosotros compramos algo y así el resto del mundo y no ocurre ninguna estafa ni compramos tonterías o aceite de serpiente.

Evidentemente hace más “revuelo” cuando viene a la palestra el caso Wanna Marchi en televisión, o las estafas de gas a personas mayores etc… etc… que precisamente tienen un enorme eco y generan indignación.

La realidad es que los charlatanes usan una especie de magia negra para vender, es decir, una serie de técnicas que deben ser corruptas y manipuladas con el fin de ocultar una cosa obvia: que lo que venden no funciona.

Si lo que vendes no funciona, no es útil para el cliente o quizás simplemente es un buen producto pero que no se adapta a la situación específica de la persona a quien lo estás vendiendo, debes utilizar una forma corrupta de la Magia Blanca, porque la Magia Blanca en ausencia de “Verdad”, no funciona.

Y es un poco como el lado oscuro de la fuerza de la saga de Star Wars:

Luke: ¿El lado oscuro es más fuerte?

Yoda: ¡No! ¡No! No, más rápido, más fácil, más atractivo…

Luke: Pero ¿cómo distingo lo malo del bueno?

Yoda: Ira, miedo, violencia: ¡son el lado oscuro! ¡Rápidas te alcanzan cuando peleas! Aunque solo una vez el camino oscuro tomes, ¡para siempre dominará tu destino!

La Magia Blanca o el Lado Claro de la Fuerza se basan en primer lugar, en la Verdad y la Claridad.

Debes ser capaz de sintetizar en la forma más eficaz posible por qué un cliente debería comprarte a ti, más que evaluar cualquier otra oportunidad incluido el no hacer nada y no comprar.

Funciona para las mentiras como “Vas a la escuela, sacas buenas notas, encuentras un trabajo seguro”. Funcionará con mayor razón con la verdad.

Solo que la verdad por sí sola no basta. Como ya he dicho, debes ser capaz de presentarla de la forma más sencilla posible, de la forma más sintética posible y debes repetirla hasta el infinito mientras no se propaga.

Piensa en otra mentira, o mejor a una hipersimplificación que ha arruinado a miles de familias en toda España como:

  • Debes comprar una casa, que es tu mejor inversión,
  • Porque el alquiler es tirar el dinero,
  • Pagas el préstamo, pero al menos algo te queda.

En realidad, incluso los sindicatos de “izquierda” ya han entendido que la casa: apoyar propiedad puede generar pobreza pero durante años (y todavía hoy) las personas en España han sido hipnotizadas por el mito del comprar una casa es lo “adecuado”, como inversión segura, etc…

¿Porque ha ocurrido esto? Porque explicar el razonamiento para el cual parece evidente que comprar una casa -en particular en España más que en otros países- es algo estúpido desde el punto de vista financiero para casi todas las personas, es demasiado complicado.

La gente no entiende las cosas complicadas. Gran parte de los españoles son analfabetos funcionales, es decir, no entienden ni siquiera los conceptos más simples. No consiguen elaborarlos y no entienden las implicaciones.

Por desgracia, gana SIEMPRE el partido que habla más fácil, independientemente de que el razonamiento simple sea siempre el correcto. Al contrario, raramente lo es.

Solo que:

¡Compra, porque alquilar es tirar el dinero!

es fácil, es “probable”, parece obvio, es un razonamiento seductor en su simplicidad.

Entender por qué no es así, es algo que requiere medio tratado de quien es realmente un experto que se cansa en seguida explicando cosas a quien no le entiende.

Ahora bien, entendido este mecanismo vinculado a la necesidad de simplificación, debes hacer que el mensaje sea claro, sintético y a prueba de analfabetos funcionales.

¿CÓMO PUEDES HACER DE LO QUE VENDES LA SOLUCIÓN IDEAL PARA UN TARGET, LA MÁS ADECUADA ENTRE TODAS LAS ALTERNATIVAS INCLUIDO EL NO HACER NADA?

Toma dos competidores directos en el mercado de la pizza para llevar. Ambos tienen un producto “en serie”, es decir no artesanal ni hecho con las manos y los ingredientes de un verdadero pizzero napolitano, pero se centran perfectamente con dos mensajes diferentes que ponen en evidencia su idea diferenciada y focalizada:

Dominoís Pizza ha creado su fortuna al principio con una focalización simple y clara:

  • Caliente en tu casa
  • En 30 minutos
  • O es gratis

Papa Johnís por su parte tiene otra focalización extremadamente eficaz:

  • Ingredintes mejores
  • Pizza mejor

Dominoís ha apostado todo sobre el concepto de la velocidad. Los lugares de preferencia donde abrir un Dominoís Pizza eran los campus universitarios porque a los estudiantes después de fumarse un porro les entra hambre y quieren comer.

No tienen ni fuerza ni ganas de levantarse y el número de Dominoís es el primero que encuentran. Con buena paz de la calidad de los ingredientes etc….

Papa John’s se coloca sabiamente al espectro opuesto. Ha dejado el concepto de “velocidad” a Dominoís y se ha centrado sobre el concepto “ingredientes“.

Hay que decir que los ingredientes mejores sugieren automáticamente una pizza mejor. Es la palanca que ha usado Papa Johnís con maestría.

CÓMO HACER QUE TU CLIENTE NO SE SIENTA EL ÚNICO TONTO QUE COMPRA SIN RECURRIR A FIGURANTES FALSOS Y A OTROS TRUCOS SUCIOS DE CHARLATÁN.

Como decía anteriormente, para dar el efecto de “desbloqueo” a la compra el charlatán pone presión con su estratagema de figurantes que corren y en general se apresuran a fingir de comprar.

Por una razón muy simple: vendiendo mierda de toro como remedio para la impotencia, el charlatán evidentemente no tiene testimonios verdaderos que puedan confirmar como su producto o servicio le haya cambiado la vida. Porque precisamente el charlatán usa la Magia Negra de la venta y estafa. Hay poco que decir.

La Magia Blanca prevé el hecho de que si tú dices la verdadero y trabajas bien y tu producto o servicio hacen lo que dices y excedes las expectativas de los clientes, si lo pides, recibirás testimonios entusiastas por parte de tus clientes contentos a los cuales has resuelto un problema.

Dado que ya hace unos año que enseño a las personas la venta profesional y he salvado cientos de personas de humillaciones y puertas cerradas en la cara, he recogido una serie más o menos infinita de testimonios espontáneos que puedes encontrar aquí.

Recuerdo claramente cuando empecé hace años como algunas personas decían que los testimonios de mis estudiantes eran falsos.

El uso de testimonios falsos, como yo te he revelado antes es una práctica común también en el mundo de la formación.

Luego con el pasar del tiempo, a fuerza de poner los datos de contacto de las personas y hacerlas comprobables, a fuerza de ver crecer los testimonios en número, a fuerza de ver participantes hacer estallar sus ventas o con sus empresas en crecimiento gracias (también, el trabajo lo han hecho ellos) a lo que enseño etc… etc… Todo se ha hecho bastante obvio.

Porque la verdad, a largo plazo gana, si puedes permitirte usarla.

Y mira bien que si algún retrasado mental podría sostener que por ejemplo mis testimonios son “falsos”, es bastante imposible hacerlo con un libro de testimonios de profesionales libres que mientras tanto, se conocen porque por la mañana se encuentran todos en el Tribunal. ¿Has entendido la idea?

¿Recojo testimonios de pobres desesperados para hablar bien de mi curso, pero son capaces de enseñar a vender y ofrecer un servicio extraordinario a mis hombres que los testimonios los toman por verdaderos profesionales de alto perfil?

¿Seguro que el cerebro te funciona bien?

QUÉ DEBES LLEVARTE A CASA DE ESTA LECCIÓN:

En este artículo he querido sacarte una larga serie de técnicas prácticas para que te acerques a la venta profesional y vendas más inmediatamente, sin darme un solo céntimo.

Si no puedes comprender el valor de lo que está escrito aquí, entonces no estás en target para mí y para convertirte en un estudiante de la venta profesional.

Si buscas las palabras mágicas, las frases hipnóticas, fórmulas de charlatán, debes buscar en otra parte

Si este artículo te ha abierto los archivos, te ha ayudado a reflexionar, te ha dado los puntos prácticos, entonces significa que estás en la vía para realizarte como vendedor y como empresario en el difícil mundo del vender en España en un mercado que se contrae, sin utilizar trucos sucios.

Si has comprendido el sentido del artículo ahora te pones allí y estudias una forma para presentar tu empresa y tus productos o servicios de la forma más sencilla posible. Como Dominoís Pizza, como Papa Johnís.

Te pones ahí, te esfuerzas, te rompes la cabeza, pero lo haces. Sin quejarte que tu sector es diferente, que no se puede hacer, que hay crisis, que la troika, la KaSSta te lo impide.

Si tu empresa existe desde hace poco, y sois personas serias, y haces cosas importantes para tus clientes, debes aprender a sacar testimonios y recogerlos para utilizarlos como instrumento de marketing y para vender más.

Si no lo tienes después de años de trabajo, entonces no necesitas “técnicas de venta”.

Necesitas reflexionar si de verdad eres una persona seria y honesta que mejora la vida de las personas.

O estás vendiendo mierda, timando poco poco a los clientes lo que necesitas para sobrevivir.

¿Es así? Porque si no es así quiero testimonios.

Pero si quieres utilizar la Magia Blanca, si quieres estar en el Lado Claro de la Fuerza, debes en primer lugar ser una persona honesta, seria y dar un servicio extraordinario a tus clientes.

Algo que no basta por sí solo, pero si empezamos de esa base podemos seguramente construir estrategias de venta irresistibles y garantizar un futuro de prosperidad, riqueza no sólo económica, libertad y alegría.

Si lo han conseguido un grupo de carteros, también puedes hacerlo tú.

PD: Si quieres venir a aprender la Magia Blanca de la Venta Profesional por tres de los Brujos más poderosos del mundo, haz clic en el baner de aquí e inscribete al curso Método Merenda.

PPD: Si este artículo te ha sido útil, te ha ayudado, te ha dado revelaciones importantes, ideas, técnicas, etc… Que consideras útiles, dímelo en los comentarios aquí abajo.

Hasta la próxima.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.

Menu